El sosiego acantilado

non mea voluntas

Categoría: SÓLSTAFIR

DESDE EL BUS

Pocas cosas más tristes que esas cuadrículas de árboles iguales, plantados a exacta distancia unos de otros.

Imposible llamar bosque a tal artificio.

No todos los seres precisan el mismo tipo de orden.

MEDIA TARDE

Nú er ég kominn heim
eftir ferðalag um höfin djúp.
Aldan var svo há,
seltan át upp allt.
Ég drukknaði í svartholi,
í dauðans hönd ég tók.
Svo há, hún var svo há,
en tunglið lýsti leið, já tunglið lýsti leið.
Svo há, svo há, alda syndanna, alda syndanna.

[Ahora he regresado a casa // tras un viaje por los mares profundos. // La ola era tan alta, // la sal lo comió todo. // Me hundí en un agujero negro, // me arranqué de las manos de la muerte. // Tan alta, era tan alta, // pero la luna iluminaba un camino, sí la luna iluminaba un camino. // Tan alta, tan alta, la ola de los pecados, la ola de los pecados.]

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

plan zeta

apología de mí mismo

El Rancho de San Ysidro

Peripecias de un aprendiz de campesino

El perfil menos humano

“En aquella idea vaciaba, como en un molde, todo lo bueno que ella podía pensar y sentir; en aquella idea estampaba con sencilla fórmula el perfil más hermoso y quizá menos humano de su carácter”

La saga de Dashiell

non mea voluntas

A Día de Hoy

Señores, si quisiéredes mio serviçio prender/ querríavos de grado servir de mio mester