POLLA TA DEINA KOUDEN ANTHROPOU DEINOTERON PELLEI

“Muchas cosas hay temibles [y extrañas y asombrosas], pero nada hay como el hombre.
Llega hasta el límite del espumoso mar, en alas del noto proceloso, y lo surca oculto rodeado de olas rugientes.
A la más venerada de las diosas, a la Tierra incorruptible e infatigable, la va él fatigando con el ir y venir de los arados, año tras año, trabajándola con caballos.
Apresa las bandadas de aves, también el tropel de fieras montaraces; y a los seres que pueblan el profundo mar atrapa en las mallas de sus trenzadas redes;
el ingenioso hombre con su ingenio domina al animal salvaje, sometiendo al yugo domador al caballo de poblada crin, así como al indómito toro montaraz.
Se ha procurado el lenguaje y el voluble pensar y las costumbres que rigen la ciudad;
sabe esquivar los dardos de los hielos y el azote de las lluvias.
Recursos tiene para todo y sin recursos en nada se aventura.
Sólo la muerte no ha logrado evitar,
pero sí formas de eludir las inevitables enfermedades.
Dotado de tan sagaz inventiva, ha alcanzado conocimientos inesperados,
que a veces encamina hacia el mal, otras hacia el bien.
Si armoniza las leyes de la ciudad y la justicia jurada de los dioses,
no le cabe mayor gloria como ciudadano;
mas sin ciudad queda
si la insolencia le vuelve injusto.
El que de tal manera actúe,
jamás se siente a mi mesa, ni estemos de acuerdo en nada.”

Divertimento traductor del formidable coro de Antígona, a partir de un par de versiones castellanas, una inglesa y un entretenido combate con un diccionario de griego clásico.

P.S.: partiendo de la traducción realizada por Hölderlin de este párrafo, Heidegger sin embargo prefería volcar deinon como unheimlich (Heim significa casa, hogar; Heimat es patria, el lugar donde uno ha nacido); ¿cuál había sido la decisión de Hölderlin? Ungeheuer; una palabra que ya Nietzsche nos hizo citar.

Fragmento de 'Laura y los perros', de Guillermo Lorca

Fragmento de ‘Laura y los perros’, de Guillermo Lorca

Advertisements