El sosiego acantilado

NON MEA VOLUNTAS

Categoría: RILKE

PORQUE UN NIÑO QUE NO ES MÍO

“Ayer, domingo, África parecía África. No siempre ocurre. Más bien, ocurre muy pocas veces. El consabido azul y un sol sin misterio: África parecía África, y yo paseaba por Cartago. Al fondo, el luminoso mar de las trirremes. ¡Y es tan fácil recordar a Dido en Cartago! ¡Pobre reina Dido! ¡Cómo destruye el amor, si es amor! De ella, me fue sencillo saltar a Lucrecio… ¡El consuntivo, el inasible amor! Y de Lucrecio, a unos versos de Rilke y a una frase de Levinas (La caricia es solicitar lo que sin cesar se escapa de su forma hacia un porvenir…). ¡Las hambrientas caricias! Y así sucesivamente. En fin, caóticas e inútiles divagaciones de un paseante ensimismado. Algo vale que, en Cartago, también resulta fácil recordar a san Agustín. Los santos son realistas y prácticos, y se sirven del camino recto. Y san Agustín vino a sacarme de todos esos pensamientos que no conducían a nada. Lo hizo con una sola palabra: retractaciones. ¿Por qué no hablar de los errores que has profesado y de las cosas que has defendido y no merecía la pena defender? No me refiero a los errores juveniles, sino a esos otros en los que se insiste cuando ya no hay disculpa. Porque eso, honrar la verdad, siempre será útil.”

La calle de la reina Ester, de Julio Martínez Mesanza; Rialp, 2017; pgs. 142-143.

LA PROFUNDA POSESIÓN

“El poeta había recibido de Claire Studer un pequeño libro de poemas, Mitwelt, en el que había versos como éstos -dirigidos por Claire a su hija:

Un día te darás cuenta de que los hombres sólo
quieren tener poder los unos sobre los otros,
y ese día podrás comprender que la única, la auténtica,
la profunda posesión que podemos llamar realmente nuestra en el mundo
es la del dolor.”

Vida de Rainer Maria Rilke. La belleza y el espanto, de Antonio Pau; Trotta, 2012; pg. 337.
Nuevamente, el culpable de esta maravillosa cita es mi amigo José Luis de la Cuesta -que Deus o teña no seu colo-.

NO PASAMENTO DE LOIS TOBÍO

“DOCTOR MARIANUS (adorando postrado).

Mirad hacia esos ojos salvadores,
arrepentidos de alma tierna, todos,
para que así, con vuestra gratitud,
para el hado dichoso os transforméis.
Todo el noble sentir venga a ponerse
sumiso y reverente a tu servicio,
¡Reina, Virgen y Madre; diosa, sigue
concediendo tu gracia!

CHORUS MYSTICUS.

Todo lo transitorio,
es solamente un símbolo;
lo inalcanzable aquí
se encuentra realizado;
lo Eterno-Femenino
nos atrae adelante.”

Fausto, de Johann W. Goethe; Planeta, 1996; pg. 354.

“Hoy murió Lois Tobío. Redactor del anteproyecto de Estatuto de Autonomía de Galicia durante la 2ª República, encargado de la sección de economía del admirado Seminario de Estudios Gallegos. Murió, olvidado por muchos de nosotros, en su casa de los Madriles.

[…] Me fui de casa pasadas las 11:00 h. de la mañana. Había quedado a las 12:00 h., con Roi y Zélia, en Manuel Becerra. Como tardaban, me fui solo a la Almudena. Allí ya esperaban Ana Monteserín, Manuel Lombao y Mariví Valenzuela. Llegó la comitiva. Marisa leyó el comunicado del BNG. Inés Canosa leyó Negra Sombra, con la mirada fija en el ataúd. Además, se leyó un poema de Rilke (en alemán, con posterior traducción al gallego); del mismo modo, el final del Fausto de Goethe. E Isaac Díaz Pardo se quejó del olvido del hombre que, según él, más había trabajado por y más sabía de los problemas de Galicia. Quedará en mi recuerdo la imagen de las tres mujeres (¿ecuatorianas, peruanas?) que cuidaron de él hasta su muerte; me impactaron sus lágrimas. Proletarias emigrantes, nunca me dejará de impresionar la facilidad que tienen las mujeres para dar amor.”

Escrito en mi diario el 13 y 14 de marzo de 2003 (traducido del gallego original).

Cruceiro de Chamorro

En Compostela

NON MEA VOLUNTAS

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

plan zeta

apología de mí mismo