El sosiego acantilado

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

Categoría: POESÍA

SAN VICENTE DE MEHÁ

Xogabamos ao escondite
entre os mármores quedos,
o marmurio dos pregos polos que xa foron
e as flores nadas para a lembranza.

Cruzamos tempo despois a chaira
-en xuntanza de sangue-
para cargarmos co amor finado:
fomos deixando nos teus buracos
os repousos dos que nos fixeron ser.

Peirao invisíbel sen a luz do solpor
na beira agarda o derradeiro barco.

E non hai entre castelos cadea
que puider deter este cruceiro de retorno.

31 de outubro de 2010

Jugábamos al escondite // entre los mármoles tranquilos, // el murmullo de los rezos por los que ya fueron // y las flores nacidas para el recuerdo. // Cruzamos tiempo después la llanura // -en reunión de sangre- // para cargar con el amor muerto: // fuimos dejando en tus agujeros // los descansos de los que nos hicieron ser. // Puerto invisible sin la luz de la puesta de sol // en la orilla espera el último barco. // Y no hay entre castillos cadena // que pudiere detener este crucero de retorno.

San Vicente de Mehá

Advertisements

COSECHADORES DE DESTELLOS

…und wozu Dichter in dürftiger Zeit?

Friedrich Hölderlin

 

Los improvisados gestos y maneras de los errantes virtuosos
que perseveran en tiempos oscuros
entre las ruinas de todas las formalidades
son la buena educación de la nobleza tres siglos posterior.

Pensamiento que brota de una esperanza graciosa
y que carga de eterna responsabilidad
cada uno de nuestros actos presentes.

'La Madre', de Odd Nerdrum (1984)

‘La Madre’, de Odd Nerdrum (1984)

PREGAR

Doado é pregar

cando se ama.

Procúrase a axuda de todo o que é

cando o propio ser evidencia

a súa impotente humanidade.

Ben doado é pregar

cando se ama.

10 de novembro de 2010

Fácil es rezar // cuando se ama. // Se busca la ayuda de todo lo que es // cuando el propio ser evidencia // su impotente humanidad. // Bien fácil es rezar // cuando se ama.

'San Andrés Apóstol', de José de Ribera (1630)

‘San Andrés Apóstol’, de José de Ribera (1630)

RESTAURACIÓN

Estábamos convencidos
de que las cicatrices proletarias
no eran apropiadas para la eternidad.

Teníamos razón: no merecemos definir la verdad.

Pero la fábrica construida con las piedras robadas de los templos
nos enseñó a doblar las rodillas.
Y ése es el primer gesto preciso del ritual.

Con estas vidas baratas
hemos firmado el contrato de pasión.
Nos bastará el calor de la taberna,
la risa de los niños
y la insistencia en lo prometido.

Ser el anónimo sudor de Tus bóvedas restauradas.

'Restauración', de Steve Huston

‘Restauración’, de Steve Huston

HAIKU

Hojas de otoño.

Mantillo de primavera.

Cosechas de verano.

'Summer', de Thomas Dewing (alrededor de 1890)

‘Summer’, de Thomas Dewing (alrededor de 1890)

ORIXE DO SOSEGO ACANTILADO

Pacendo a rentes da fin
con pedra guieira a xunguir deuses.
Civilización: sosego acantilado.

4 de xuño de 2009

 

Paciendo junto al fin // con piedra guía uniendo dioses. // Civilización: sosiego acantilado.

NÁUTICA

Aínda aturan as arroutadas do vento mariño
estas velas
daquela brancas.
Todo axudou a lixalas:
a furia das treboadas
e os erros de navegación.

Nas perdas de derrota
atopamos desfeitas
que sinalar nos nosos mapas;
e descubrimos que
todas as cartas mariñas
rexistraban xeografías semellantes.

Rexeitamos
xa que logo
calquera anceio de orixinalidade
que nos afaste o horizonte do ollar.
Na raia nos desfacemos,
porque na raia somos;
porque na raia estamos.

Simplemente
deixar que a maraxe nos leve cara o solpor,
con sosego acantilado.

7 de outubro de 2010

 

Aún aguantan los arrebatos del viento marino // estas velas // entonces blancas. // Todo ayudó a mancharlas: // la furia de las tormentas // y los errores de navegación. // En las pérdidas de derrota // encontramos desastres // que señalar en nuestros mapas; // y descubrimos que // todas las cartas marinas // registraban geografías semejantes. // Rechazamos // por lo tanto // cualquier deseo de originalidad // que nos aleje el horizonte de la mirada. // En la raya [frontera] nos deshacemos, // porque en la raya somos; // porque en la raya estamos. // Simplemente // dejar que la brisa marina nos lleve hacia la puesta de sol, // con sosiego acantilado.

POR AMOR A UNA CANCIÓN DE RADIO FUTURA

Somos botánicos, en el jardín metálico.

Aprendemos la Ley en el espíritu de la semilla.
El Amor es mi esperma empapando tu vagina
y en un feto prodigioso
nos hacemos causas segundas
de un Dios de matématica cualitativa.

Aceptamos perder las batallas de destrucción masiva.

La arquitectura de la catedral guía
nuestro medrar de musgo y hiedra:
decidimos incrustar nuestras raíces en la piedra desechada.

Lavamos la fruta regalada en pilas de mármol
y nos ofrecemos en holocausto
por amor a este misterioso teatro.

Somos botánicos, en el jardín metálico.

30 de noviembre de 2012

EL EREMITA

Tras cada puerta
de la casa antigua
siete puertas más se ofrecen.

Tras cada trinchera
del eterno combate
otras siete trincheras obligan.

¿Cómo es posible el sosiego silencioso del eremita?

Algunos dicen que ha alcanzado la paz.
Pero, en este mundo, no se le ha prometido la paz, sino la espada.
Taciturno, entonces, porque está comprometido en más trincheras de las que puede recordar.
Combate fieramente mil batallas calladas,
confiando en los misterios estudiados
tras las puertas entornadas.

Y las llagas apenas se revelan
en un leve espasmo de los párpados.

7 de mayo de 2014

Kurosawa

JANUA COELI

 Apóiate na miña man,
Naiciña,
non vaias esvarar.

É tempo do seu cruceiro anual,
paseo de beizón para a ría
-terra penetrada polo mar-.

Vai sentada na proa,
deixando que o Segaño dirixa o seu ollar
cara o horizonte:
o noso lindeiro, o noso dubidar.

Ela dexerga alén
e nós procuramos nos acenos
da súa faciana belida
anacos de respostas
(que non nos pode doar).

Sorrí
e agarima as nosas cabezas,
os dedos a xogaren entre os cabelos.

Érguese na barca,
entrecastelos;
esculca o mundo á roda
-terra, ceo, mar-
e entón pousa os seus ollos calmos en nós,
mariñeiros.

Fecundai a terra, homes, esixe.
Nós calamos; e baixamos o rostro.

Como?, atrévese un.

Ben o sabedes,
di ela, no en tanto
de fitar outra volta o horizonte.

O voso sangue.

Mergúllese o sol no océano
e un estoupido vermello
tingue o mundo
durante uns poucos segundos eternos.

Voltamos ao peirao
e axudamos á Nosa Señora
a baixar da barca.
Seguímola co ollar,
mentres retorna ao templo.

E ficamos silandeiros,
na beira da ría,
a nosa fébel condición
xa na procura de escusas
para non dar
o que é xusto darmos.

15 de xullo de 2011.

—————————————————————————————————————————-

Apóyate en mi mano, // Madrecita, // no vayas a resbalar. // Es tiempo de su crucero anual, // paseo de bendición para la ría // -tierra penetrada por el mar-. // Va sentada en la proa, // dejando que el Segaño dirija su mirada // hacia el horizonte: // nuestro límite, nuestro dudar. // Ella ve más allá // y nosotros buscamos en los gestos // de su cara bella // trozos de respuestas // (que no nos puede regalar). // Sonríe // y acaricia nuestras cabezas, // los dedos jugando entre los cabellos. // Se levanta en la barca, // entrecastillos; // observa el mundo alrededor // -tierra, cielo, mar- // y entonces posa sus ojos calmos en nosotros, // marineros. // Fecundad la tierra, hombres, exige. // Nosotros callamos; y bajamos el rostro. // ¿Cómo?, se atreve uno. // Bien lo sabéis, // dice ella, mientras // fija de nuevo la mirada en el horizonte. // Vuestra sangre. // Se sumerge el sol en el océano // y una explosión roja // tiñe el mundo // durante unos pocos segundos eternos. // Volvemos al puerto // y ayudamos a Nuestra Señora // a bajar de la barca. // La seguimos con la mirada, // mientras retorna al templo. // Y quedamos en silencio, // al borde de la ría, // nuestra débil condición // ya a la búsqueda de excusas // para no dar // lo que es justo que demos.

 

"Milk", de Helene Knoop (2012)

“Milk”, de Helene Knoop (2012)

Quod Vidimus

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

The Wanderer

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

En Compostela

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

De libros, padres e hijos

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

A Día de Hoy

Señores, si quisiéredes mio serviçio prender/ querríavos de grado servir de mio mester

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Al Servicio de su Majestad

Vivir con lucidez una vida sencilla, callada, discreta, entre libros inteligentes, amando a unos pocos seres

plan zeta

apología de mí mismo

El Rancho de San Ysidro

Peripecias de un aprendiz de campesino