El sosiego acantilado

non mea voluntas

Categoría: MARTÍNEZ MESANZA

EVA REITERADA DE LA DERROTA Y LA ALEGRÍA

JUECES 4,8

Iré al combate solo si tú vienes;
solo si me acompañas al combate.
Por el mayo paciente que no acaba,
iré al combate solo si tú vienes.
Pues no hay Jerusalén si tú no vienes;
sin ti, sin la mitad de luz del alma,
sin la mitad aún viva de mi alma,
sin la mitad que salvas de mi alma.
Has sido recaída reiterada
y también mi insistencia en la pureza;
si esa fidelidad se tiene en cuenta,
si es pureza insistir en la caída.
Eva la reiterada, mi derrota.
Porque en Jerusalén nada más puro,
nada que tú no seas, nada mío,
porque en Jerusalén nada me vale
de todos los errores que no fuiste.
Eva la reiterada, mi alegría,
nada podía protegerme, nada.
Avasallaste la mitad del alma
y la mitad del alma ardió en la culpa
mientras la otra mitad se iluminaba
reflejando las llamas de ese incendio.
Esa luz era pura y era tuya,
venía de esas llamas y era pura;
aunque viniera de ellas era pura,
porque al menos allí faltó mi orgullo.
Eva de la derrota y la alegría,
tú serás quien me lleve a la victoria,
si en estas condiciones hay combate,
si hay para la victoria condiciones.

Poema incluido en Gloria, de Julio Martínez Mesanza; Rialp, 2016; pgs. 20-21. Gracias, José Luis, amigo mío. Qué sencillo te resulta hallar belleza y compartirla.

CAJAMARCA

Aquí la reflexión no tiene peso,
castra el valor y ensucia los designios.
Es oro el grito que atacar ordena
y luz la orden segura que no vuelve.

Poema incluido en la antología Soy en mayo, de Julio Martínez Mesanza; Renacimiento, 2007; pg. 49.

“Esa noche Pizarro mantuvo una reunión con el inca, ya que trajo a Atahualpa a que cenara con él. El banquete fue servido en una de las salas que daban a la gran plaza que unas horas antes había sido el escenario de la matanza y el suelo todavía estaba cubierto con los cuerpos de los súbditos del inca. Se situó al monarca cautivo junto a su conquistador. Parecía no haber comprendido completamente el alcance de su calamidad. Si lo hacía, mostraba una sorprendente fortaleza. Es la fortuna de la guerra, dijo, y si podemos dar crédito a los españoles, expresó su admiración por la habilidad con que habían conseguido atraparlo entre sus propias tropas. Añadió que sabía de los avances del hombre blanco desde el momento de su desembarco, pero que lo insignificante de su número le había llevado a infravalorar su fuerza. No tenía duda de que le sería muy fácil dominarles a su llegada a Cajamarca con su fuerza superior y, como deseaba ver por sí mismo qué tipo de hombres eran, les había permitido atravesar las montañas con la intención de tomar a los que eligiera para su propio servicio, apoderarse de sus maravillosas armas y caballos y matar al resto.”

Historia de la conquista de Perú, de William H. Prescott; Antonio Machado Libros, 2006; pg. 194.

francisco-pizarro

EXALTACIÓN DEL RITO

Quien reforma un rito hiere a un dios.

[…] Al repudiar los ritos, el hombre se reduce a animal que copula y come.

Escolios a un texto implícito, de Nicolás Gómez Dávila; Atalanta, 2009; 736, 1306.

A Heinrich Brackelmanns

Quien no comprende la razón del rito,
quien no comprende majestad y gesto
nunca conocerá la humana altura,
su vano dios será la contingencia.
Quien las formas degrada y luego entrega
simulacros neutrales a las gentes,
para ganarse fama de hombre libre,
no tiene dios ni patria ni costumbre.

Soy en mayo [Antología 1982-2006], de Julio Martínez Mesanza; Renacimiento, 2007; pg. 57. Obra que me ha dado a conocer José Luis de la Cuesta, amable cazador que gusta de compartir sus presas.

02

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

Prensaboxeo.com

La gran comunidad del boxeo en español al día

plan zeta

apología de mí mismo

Embajador en el Infierno

non mea voluntas

En Compostela

non mea voluntas

The Wanderer

non mea voluntas

El Rancho de San Ysidro

Peripecias de un aprendiz de campesino

El perfil menos humano

“En aquella idea vaciaba, como en un molde, todo lo bueno que ella podía pensar y sentir; en aquella idea estampaba con sencilla fórmula el perfil más hermoso y quizá menos humano de su carácter”

La saga de Dashiell

non mea voluntas

New Catholic Land Movement

Restoring Catholic Rural Life

A Día de Hoy

Señores, si quisiéredes mio serviçio prender/ querríavos de grado servir de mio mester