LA CASA DONDE ESTARÉ

-No estás centrado en la partida…

-¿Por qué lo dices?

-Por lo que acabas de hacer con esa torre.

-…mmm…

Miró el tablero con desgana.

-¿En qué piensas?

-Que la versión europea de The Walking Dead sería de un romanticismo casi bucólico.

-Ajá -respondió su rival, mientras movía un peón-. Y, ¿cómo es eso?

-Piénsalo. Muchos de los supervivientes acabarían refugiándose en castillos, monasterios, antiguas ciudades amuralladas… De repente, volverían a cumplir su función esencial. Proteger.

-Cierto -asintió, sin dejar de estudiar la constelación de piezas-. Yo me refugiaría en Carcassonne. Jaque.

-Sí, estaría bien. Aunque yo creo que preferiría Mont Saint-Michel. Me rindo.

Se estiró, mientras fijaba su mirada en el castillo.

Advertisements