CUENTOS DE AYER Y DE HOY

“…todo habría ido mucho más deprisa sin el nazismo. La ideología nazi contribuyó en gran medida a desacreditar las ideas de eugenismo y perfeccionamiento de la raza; hicieron falta años para recuperarlas.”

Las partículas elementales, de Michel Houellebecq; Anagrama, 1999; pg. 159.

“Si los panfletos ideológicos anteriores a 1933 (incluido El pequeño ABC del nacionalsocialismo, de Goebbels) cayeron en desuso, los nuevos libros de texto que empezaron a aparecer en 1936 inculcaban los principios morales comunitarios mediante formatos tradicionales como fábulas y leyendas. […] Un libro para niños escrito por un especialista en bioética incorporaba valores morales relativos a la etnia en un cuento sobre cigüeñas. Un día antes de su emigración anual, la madre cigüeña llora mientras el padre, con el apoyo de las cigüeñas que los rodean, insiste en que su cría, que tiene dificultades para volar, debe quedarse allí. ‘¿No es eso cruel?’, pregunta un niño campesino que presencia el momento del abandono. ‘No lo es, hijo. ¿Por qué vamos a dejar que los enfermos pongan en peligro a los sanos?… Las crías que sobran no sirven para nada. Sin esa conciencia, nuestro Volk no podría seguir creciendo.’ En los ejercicios de matemáticas, los alumnos calculaban los costes relativos para el contribuyente de unos hijos ‘sanos’ y de otros ‘enfermos’, y la cantidad de dinero malgastado en cigarrillos.”

La conciencia nazi. La formación del fundamentalismo étnico del Tercer Reich, de Claudia Koontz; Paidós, 2005; pgs. 172, 172-173.

 

"Vivir sólo como carga"; fotograma de una película del Ministerio de Propaganda del Tercer Reich

“Vivir sólo como carga”; fotograma de una película del Ministerio de Propaganda del Tercer Reich