SUELO DE OTOÑO

por El Responsable

El verano se malgastó en una vida anterior. Ni siquiera es su principal deseo.

Es como el suelo de otoño, que ansía el verdor de las altas copas, y sólo recibe agotadas hojas amarillas.

Aún así, implora el paso de un viento fuerte, que vacíe las ramas, y le alcance una última tibieza de hojarasca.

“Árboles de otoño”, de Egon Schiele (1911)