LA PAUSA ES MENESTER

por El Responsable

“Si te acercas silenciosamente hasta la puerta de su estudio, quizá la descubras sentada, mirando fijamente el cuadro en el que trabaja. Puede pasar mucho tiempo hasta que la veas moverse de nuevo. Si le preguntas qué hace ahí parada, te dirá estoy pintando.

Pues esa pausa es menester.

La recuerdo investigando mis músculos, para dibujarlos. Yo observaba hipnotizado el modo en que miraba mi cuerpo, como mármol a desbastar. Y al tratarme como probable artesanía, la sentí completamente mi matriz protectora. Me dejaba hacer -feto minúsculo de nuevo, despreocupadamente indefenso-.

La pausa es menester.”

Escrito en mi diario el miércoles 10 de junio de 2015.

Shtisel