El sosiego acantilado

NON MEA VOLUNTAS

Mes: Marzo, 2021

TODO LO QUE HASTA AHORA ME HA REGALAO

Gracias, don Antón, por el calibre de belleza que es usted capaz de movilizar.

SEGUIRÁN CONTEMPLANDO EL HORIZONTE

El 3 de agosto de 2016, agotado de derrotas, me fui andando al fin del mundo. Y allí encontré algo que ya había visto: vacas en un acantilado.

Lo había visto en uno de sus dibujos, aquel del que nació el nombre de este blog.

Huía de ella y a ella encontré.

El 28 de septiembre, pocos días después de cumplir treinta y nueve años, nos volvimos a ver en el despacho del abogado que iba a llevar nuestro divorcio. Le enseñé las fotos de aquella jornada.

Y aún recuerdo su cara al ver aquellas vacas junto al fin. Mi diario habla de la intensidad de nuestras miradas aquel día.

¿Por qué muere el amor?

Por exigir sin dar. Que es lo contrario del amor. Que da sin exigir.

Pero ella tiene razón: las vacas seguirán contemplando el horizonte.

Sin acabar de entender. O entendiéndolo todo, quién sabe.

Y allí, con ellas, los dos.

Para siempre.

En Compostela

NON MEA VOLUNTAS

Calle del Orco

Blog de Literatura. Grandes encuentros

plan zeta

apología de mí mismo