UNA MÍNIMA CARICIA TUYA

por El Responsable

A veces sólo llegas para hacerme llorar de soledad y pena.

Lo llenas todo de tal manera que no dejas sitio para nadie más, pero, aún así, duele quedarse a solas contigo.

Y aunque sé que nadie te supera en belleza, tu celoso amor me llaga la piel. Imposible negarte, doliendo tanto.

Bien sé que aún no es tiempo para que cumplas tu promesa, pero me gustaría, al menos, sentir una mínima caricia tuya, mientras caen estas lágrimas de despedida.

O arrástrame ya de una vez con brutal violencia. Tan fuerte que se me olvide al punto todo lo que queda atrás.