ESPADA DE HONOR

por El Responsable

Noble es la persona capaz de no hacer todo lo que podría.

Escolios a un texto implícito, de Nicolás Gómez Dávila; Atalanta, 2009; pg. 582.

 

Siempre lo consideré un papel demasiado complicado para mí. Lo sigo pensando.

¿Por qué volver a pensar en él? Porque el pasado se interpone en mi futuro con el recuerdo de una promesa.

Di mi palabra. Y, por ello, el lugar hacia el que quiero caminar me está prohibido.

Y amo tanto esa prohibición, aunque la deteste… Aunque me arruine la vida, amo tanto ese no.

En sus palabras contemplé de nuevo la nobleza del que no puede vivir de cualquier manera. Del que se hace difícil la existencia por amor al que se la dio.

Sin ni siquiera tener demasiado claro que nuestros actos le importen lo más mínimo.

Pero su alma y la mía están de acuerdo en que esa apuesta es bella.

A pesar de ello, si Él no nos ayuda, nunca seremos capaces de interpretar nuestros personajes.

Y en cuanto la gracia nos sea concedida, un muro sutil se levantará entre ambos.
Y su caricia, como el silencio de la palabra dicha, ya no podrá ser esperada.

Obra de Mark English

(Agradecemos a vanitas que nos diera a conocer este pintor)