ESTADO-MANICOMIO

por El Responsable

“Con higiene y bienestar solamente el hombre dista aún mucho de estar sano, pues, de ser así, la gente más rica e ilustrada debería ser la más sana también; pero, en lo que se refiere a neurosis, no es éste el caso en modo alguno: al contrario. Al desarraigarse y escindirse de la tradición, las masas se neurotizan, lo que las dispone para la histeria colectiva. Pero ésta necesita una terapia igualmente colectiva, que consiste en el terror y el despojo de la libertad. Por eso, donde domina el materialismo racionalista, los Estados se convierten menos en prisiones que en manicomios.”

Aion. Contribución a los simbolismos del sí-mismo, de Carl Gustav Jung; Paidós, 1997 (pgs. 64-65).