CRÓNICAS DE LA PESTE DE LOS ANCIANOS (XLVIII)

por El Responsable

El día se fue inflamando, porque ya venía encendido de ayer.

El Bicho amenaza ser el 11-M de nuestro gobierno actual. Como en aquel entonces, la sobreactuación histérica está siendo la peor enemiga de unos dirigentes que parecen bien preparados para la politiquilla cotidiana, pero que apenas saben cómo actuar ahora que se ha presentado la Historia con H mayúscula.

Y entonces viene un general a equivocarse en público (o a hacer como que se equivoca) y el ruido de fondo se multiplica por mil.

Resulta curioso ver a tanto amante de las dictaduras metido a defensor de las libertades y a tanto amante de las libertades metido a defensor del NO-DO.

Los rumores se disparan y las tensiones internas se desvelan en docenas de artículos periodísticos.

Mientras tanto, el marxismo-leninismo-pop intenta pescar en río revuelto, tratando de ser el ventrílocuo de un Pedro Sánchez de pinochismo inverso: camino de convertirse en muñeco de madera.

Las canas del presidente avanzan día a día; y seguramente se acabará condenando a sí mismo porque realmente ha llegado a creerse el ser humano más listo y bueno de España; como si eso fuera mucha cosa, en la España actual…

La palabra democracia se convierte en excusa hueca para permitirse todas las represiones del otro. No entendiendo sus usuarios por tal otra cosa que no sea la medida de sus propios prejuicios.

La verdad es que estoy preocupado.