CRÓNICAS DE LA PESTE DE LOS ANCIANOS (XXXVII)

por El Responsable

Abandono la ridícula realidad española, en la que Anabel Alonso da su experta opinión sobre la crisis actual en televisiones subvencionadas.

Abandono la ridícula realidad española, en la que la politiquilla de nuestros partidos infecta cualquier intento de análisis serio sobre lo que está pasando.

Y me refugio en Joe Rogan, que vuelve a regalarle al mundo otra interesantísima entrevista (tras aquella maravilla que produjo gracias a Michael Osterholm).

Y conocer al doctor Peter Hotez me reconcilia con el mundo.

Con un mundo en el que científicos de todos los orígenes comparten sus conocimientos de forma completamente altruista, en un intento global por lograr una cura que nos salve a todos. Y cuando digo todos, me refiero a todos los seres humanos de este planeta. Incluidos los que han de venir, si es que el virus acaba quedándose entre nosotros para siempre.

Con un mundo en el que los problemas a resolver son reales, no delirios de adultos a medio madurar.

Un mundo en el que se entiende la importancia de que todos disfrutemos de unos buenos sistemas de salud, sin importar nuestro nivel de renta personal.

Un mundo en el que se invierte en protegernos de futuros virus, no de pasados ya enterrados.

Un mundo en el que sobra esta España ridícula, donde se pelean los líderes por determinar quién fue menos inútil.