CRÓNICAS DE LA PESTE DE LOS ANCIANOS (XXXV)

por El Responsable

El Gobierno ayudará a las televisiones privadas con 15 millones de euros.

Es una de esas noticias que uno necesita leer varias veces para llegar a creer que es cierta.

Podemos congregar una gran cantidad de insultos para describir acertadamente lo que esta acción supone. Y tendríamos toda la razón para ello.

Pero a mí lo que más me llama la atención del hecho es la desesperación que demuestra. Uno sólo se dedica a comprar periodistas de una manera tan descarada cuando se siente absolutamente contra las cuerdas.

Ya no sólo por lo que se ha hecho hasta ahora. Sino por lo que se nos viene encima. Lo que aún nos queda por pasar.

De todas formas, el Bicho sigue demostrándonos que mucha gente insiste en vivir en un mundo que ya no existe.

Supongo que comprar periodistas podía tener algún sentido en el mundo anterior a internet.

Después de la aparición de internet, es como mear contra el viento.

Todo ser humano con un móvil es un corresponsal en potencia.

Cada uno de nosotros es una agencia de noticias. Y controlar miles de millones de agencias de noticias que no paran de moverse e interactuar es, simplemente, imposible.

Ni China lo está consiguiendo. Imagínense Pedro Sánchez…