CRÓNICAS DE LA PESTE DE LOS ANCIANOS (XVII)

por El Responsable

Sobre mis paranoias. Noticia del lunes:

La ministra de Exteriores subrayó en su tuit el “compromiso para agilizar los intercambios comerciales” y añadió que China es “un importante suministrador de material sanitario a miles de pymes españolas” dependientes de esos flujos. González Laya ensalzó la “cooperación para proteger la salud y la economía”. Fuentes de Exteriores aclaran que ese esfuerzo por preservar las exportaciones chinas se extiende a otros sectores económicos, más allá del sanitario.

Cita extractada de este artículo (la negrita es mía).

Además, se nota el creciente nerviosismo cuando sales a comprar. Las miradas que no se cruzan. Las conversaciones tensas entre compañeros de trabajo. Pero, en general, el silencio.

La mitad de los españoles teme perder su puesto de trabajo por la crisis del coronavirus.

¿Cómo será la situación, dentro de dos semanas? ¿Cuando muchos de esos españoles que temen perder sus puestos de trabajo, gran parte de ellos solos en sus casas, le hayan dado un millón de vueltas a lo que se les viene encima?

Mientras la otra mitad, más temerosos si cabe por el riesgo a sus vidas que supone el coronavirus, exijan medidas aún más perniciosas para la economía, poniendo como ejemplo el espectacular éxito chino en la gestión de la crisis sanitaria.

Serán dos Españas a las que les resultará cada vez más complicado entenderse.