AL TERMINAR DE LEER UNA OBRA NO SOMOS LOS MISMOS QUE CUANDO LA EMPEZAMOS

por El Responsable

Es la mejor definición de obra de arte literaria de la que yo haya tenido noticia. Se debe a George Steiner, que acaba de morir, a los noventa años de edad.

Lo conocí gracias a Fernando Muñoz; pues era el invitado sorpresa (y, probablemente, protagonista principal) en su primera tesis; en principio dedicada al estudio de la obra del sociólogo Norbert Elias, pero atravesada como una gran ráfaga por el pensamiento de Steiner.

Su nombre me trae el recuerdo de cosas extraordinariamente bellas.

Gracias. Que Deus o teña no seu colo.

Y de cosa bella a cosa bella y tiro porque me toca. Esta preciosa canción que me ha descubierto mi querido Malpelo.

Buenas, sosegadas y acantiladas noches a todos vosotros.