GRACIAS A DIOS POR YOUTUBE

por El Responsable

Yo, como buen reaccionario, le doy gracias a Dios todos los días por dejarme vivir en una época en la que existe YouTube.

Esta puerta, prácticamente gratuita, al trasiego de belleza, que nos da opción de descubrir y disfrutar tantas joyas lejanas y escondidas.

Que me permite mostrar a mi hija un concierto de Vivaldi, mientras le voy diciendo los nombres de los instrumentos musicales.

Que me da la oportunidad de enviar mensajes de amor en forma de canciones, que me regala lo que en otras épocas era privilegio de cuna o clase.

Gracias, Señor, porque sigo creyendo que la belleza salvará el mundo, y con YouTube es mucho más fácil alcanzarla y regalarla a los demás.