EL FIN DE LAS ESTRELLAS FUGACES

por El Responsable

En los arabescos del camino
nos viene a la memoria el planeta imaginario que compartimos siendo niños.

Y a pesar de la insistencia en perderse
en galaxias muy, muy lejanas
aquí estamos nuevamente
viejas lunas repletas de cráteres
orbitando un mismo planeta
en el que se acaba de descubrir vida.

Para
Dios mediante
no volver a ser nunca jamás
estrellas fugaces.

Advertisements