ENCUENTRO

por El Responsable

Lo encontré
contemplando en silencio la furia apática de los océanos acantilados.
Y en ese lugar del bosque donde el paso de un hombre es apenas el eco de un suspiro.

Parecía preocupado
por la posibilidad de estorbar a alguien
la vista del paisaje.
Estaba en el mundo
como el que no quiere molestar en casa ajena.

Paseaba tranquilo entre misterios.