PERSUADIDO

por El Responsable

-Pues sí, creo de verdad que, con muy escasas excepciones, el aire del mar siempre reconforta…

Leía a Jane Austen en el Derby. En la misma mesa que compartí días atrás con Ramón y la Señorita del Sillón. Hace años, en el Derby tomaban cada mañana sus carajillos los trabajadores de la Bazán, los astilleros militares de Ferrol, antes de ponerse a construir barcos. Tras una respetuosa reforma, el Derby sigue dando solaz a los ferrolanos. En mi caso, en forma de café solo, con unas gotas de Cointreau.

Llega una joven para acompañar a su padre, que ocupa la mesa de delante desde hace un rato. Se sienta a su lado y coge un periódico, igual que hizo él. Leen ambos en silencio. De vez en cuando, comentan alguna noticia que les ha llamado la atención.

Es evidente que los encuentros en esta pequeña ciudad son fáciles. Apenas bastan unos minutos para quedar en alguna de las lindas y numerosas cafeterías del hermoso Barrio de la Magdalena. Es el ritmo existencial de siempre, para ellos. La calma de lo estable e inconmovible. De lo que dura y permanece. Ese saber estar del habitante común de los Puertos Grises.

Sigo leyendo Persuasión

En realidad, no dejo de pensar que es una pena que no viva siempre aquí…

20160807_121634

Anuncios