BAILAR PEGADOS

por El Responsable

“-Fuimos demasiado magnificentes -dijo-. Concedimos espacio sin necesidad. Aquí pueden entrar diez parejas muy bien.

-Sería una multitud -objetó Emma-, una multitud lamentable; y no puede haber cosa peor que bailar sin espacio para dar vueltas.

-Es verdad -respondió él gravemente-, estaba mal.

Pero siguió midiendo y al fin acabó diciendo:

-Creo que habrá espacio muy tolerable para diez parejas.

-No, no -dijo Emma-, no es usted razonable. ¡Sería terrible estar tan apretados! La cosa menos agradable es bailar en una multitud, ¡y una multitud en poco sitio!”

Emma, de Jane Austen; RBA, 2009; pg. 269.

Anuncios