O FELIX CULPA

por El Responsable

Cada año, miles de diáconos en miles de iglesias de todo el mundo van enlazando con sus voces el mismo canto litúrgico, haciendo durar un día entero una breve madrugada: el Exsultet resuena sin pausa mientras la Tierra va completando su danza cósmica de cada jornada.

Y cuando el diácono canta

O felix culpa,
quae talem ac tantum meruit habere Redemptorem!

entonces tengo la sensación de que es el universo entero el que gira alrededor de una Tierra quieta en el centro de todo.

Anuncios