LOS AGUJERITOS DE LA CAJA

por El Responsable

“A veces tenía que pasar del papel de amigo y compañero al de padrastro y corrector. Malcolm (llamado ahora Buddy o Mac), orgulloso propietario de un rifle del .22, disparó un día contra un halcón hembra en su nido sobre un arce. Cuando, orgulloso, llevó a su casa su trofeo, Faulkner lo obligó a volver, subir al árbol y bajar las crías sin madre y retorcerles el pescuezo. Luego lo azotó con una fusta y lo privó del arma durante seis semanas. Ella Somerville se disgustó una vez lo bastante como para contarle a una amiga que Malcolm Franklin había ido a verla llorando porque su padrastro le había pegado cruelmente. Pero Estelle no ponía ninguna objeción a que Faulkner impusiese disciplina a los niños, y Mac acabaría diciendo más tarde que cualquier buena cualidad que pudiese tener la debía a la fusta y a la bondad de su padrastro.”

Faulkner. Una biografía, de Joseph Blotner; Letras/Destino, 1994; volumen 2, pg. 10.