EL HIJO DEL VIENTO

por El Responsable

Sudar oscuridades siguiendo caminos de baldosas grises
que siempre conducen al mismo prestidigitador humano
demasiado humano.
Procurar incomodidades para que la masa no acontezca.
El mundo nunca dejará de ser un circo
romano;
pero hay detectives salvajes que escrutan catacumbas
para dar cuenta de los sacrificios anónimos.
Pocos no sospechan ya del pacto con los titanes;
pero
a pesar de que sigue cayendo sobre el mundo un diluvio de cemento
son los días de temporal
los que el viento elige
para correr alegre sobre el agua.

Anuncios