EL HONTANAR DE LA GRACIA

por El Responsable

La Redención es hecho cumplido en la historia, pero realizado en el ser.
En cualquier tiempo, en cualquier sitio, lo que redima redime como partícipe de la Redención.
La Crucifixión es el hontanar de la gracia.

 […] La Redención redime porque invierte el gesto mismo del pecado: en vez de tomarse el medio a sí mismo como fin, el fin se toma a sí mismo como medio.
La Redención redime al ser mismo, porque el fin que se toma a sí mismo como medio es el supremo Fin.

Escolios a un texto implícito, de Nicolás Gómez Dávila; Atalanta, 2009; pgs. 911, 910.

giotto-di-bondone-angel-collecting-blood-from-the-wound-in-christ-s-side-from-the-crucifixion-c-1305-detail

Advertisements