DOS MIL AÑOS

por El Responsable

“En este punto los árabes se vieron forzados a entrar en combate, en desorden y mezclada la infantería con la caballería. Eran superiores a los judíos en número, pero inferiores en valor, aunque ellos también eran audaces por la poca esperanza que tenían de vencer.”

Libro I de La guerra de los judíos, de Flavio Josefo (382); Gredos, 2007; pg. 173.

“A las cuatro de la tarde del 14 de mayo de 1948, David Ben Gurion leyó, ante los líderes del Yishuv en el Museo de Arte de Tel Aviv, la Declaración de Independencia y proclamó la creación del Estado judío en Palestina que sería llamado Medinat Israel -el Estado de Israel. La Declaración de Independencia garantizaba que el Estado de Israel estaría basado en los principios de Libertad, Justicia y Paz, como lo concibieron los Profetas de Israel; respetaría la igualdad absoluta civil y política de todos los ciudadanos, sin distinción de religión, raza o sexo; y aceptaría con lealtad la Carta de Naciones Unidas. Se prometía específicamente igualdad de derechos para los ciudadanos árabes del Estado de Israel y se ofrecía la paz a todos los Estados árabes vecinos.

[…] El 15 de mayo, los ejércitos regulares de Egipto, Transjordania, Siria, Líbano, e Irak invadieron Palestina, reforzando a las fuerzas irregulares palestinas y el ejército árabe de liberación, que habían sido financiadas por la Liga Árabe.”

El muro de hierro, de Avi Shlaim; Almed, 2003; pgs. 71, 71.

David Ben Gurion standing on his head at the beach

Advertisements