PAGANO QUE CREE EN CRISTO

por El Responsable

“No concibe su paganismo como una derivación personal, casi una rareza, ni como una opción entre varias. Es la única forma de ser conscientemente católico: Sólo es católico cabal el que edifica la catedral de su alma sobre criptas paganas [Escolios a un texto implícito; Atalanta, 2009; pg. 188].

O bien, El paganismo es el otro Antiguo Testamento de la Iglesia [pg. 225].

Esta atracción de lo Antiguo a lo radicalmente Nuevo sitúa a Gómez Dávila en toda una tradición, que cristianiza todo lo bueno de la historia humana: Un pensamiento católico no descansa, mientras no ordene el coro de los héroes y los dioses en torno a Cristo [pg. 247].

Probablemente su idea más atrevida, o situada a contracorriente de lo generalmente aceptado, y en última instancia de las bases de la reforma protestante, se encuentra en un juicio muy centrado en la realidad de los años sesenta:

El catolicismo languidece cuando rehúsa nutrirse de substancia pagana.
Los convidados declinan la invitación al festín celeste cuando les advierten que el Walhalla no lo prefigura [pg. 311].

O como afirma refiriéndose a Dios: El cristianismo completa el paganismo agregando al temor a lo divino la confianza en Dios [pg. 1248].

No sé si no podríamos encontrar mucho de J. R. R. Tolkien en esta actitud de don Colacho, que fundamenta su cristianismo sobres bases paganas, aunque luego cristianiza el resultado, de forma que los nuevos héroes carecen de la dureza pagana, suavizados por la caridad.”

Democracia y nihilismo. Vida y obra de Nicolás Gómez Dávila, de José Miguel Serrano Ruiz-Calderón; EUNSA, 2015; pgs. 255-256.

Pedra de abalar

Advertisements