CONTRA LA MASA

por El Responsable

Mientras más importante sea una cosa, el número de sus defensores importa menos.
Para defender a una nación se necesita un ejército, pero basta un solo hombre para defender una idea.
Los arquitrabes seculares pesan sobre espaldas solitarias.

Escolios a un texto implícito, de Nicolás Gómez Dávila; Atalanta, 2009; pg. 224.

2851319222_02b0d21f2d_o

Anuncios