LA TÉCNICA

por El Responsable

“La técnica, esto es, la movilización del mundo por la figura del trabajador, es la destructora de toda fe en general y, por tanto, el poder anticristiano más resuelto que ha surgido hasta ahora. Lo es en tal grado que lo anticristiano que hay en ella aparece como uno de sus atributos secundarios -la técnica niega incluso su mero existir. Hay una gran diferencia entre los antiguos iconoclastas e incendiarios de iglesias, por un lado, y, por otro, el elevado grado de abstracción que permitía que un artillero de la guerra del catorce considerase una catedral gótica como un simple hito del campo de tiro.

En los sitios donde surgen símbolos técnicos el espacio se vacía de todas las fuerzas de índole diferente, se vacía del grande y pequeño mundo espiritual que en él se había asentado. Los varios intentos de hablar el lenguaje de la técnica efectuados por la Iglesia representan tan sólo un medio de acelerar su propio hundimiento, un medio de posibilitar un proceso amplísimo de secularización.”

El trabajador, de Ernst Jünger; Tusquets, 2003; pg. 152.

iglesia se hunde

Advertisements